2° Atlanticazo

4 de febrero de 2022

JORNADA MUNDIAL EN DEFENSA DEL MAR

MOVILIZACIÓN PLURINACIONAL CONTRA EL EXTRACTIVISMO

El ATLANTICAZO CRECE CON LA FUERZA DEL PUEBLO EN LAS CALLES Y SE CONVIERTE EN OCEANAZO PARA FRENAR LAS POLÍTICAS EXTRACTIVISTAS.

Desde la Asamblea por un MAR LIBRE de petroleras celebramos volver a encontrarnos en una nueva jornada de lucha plurinacional, realizada en distintos puntos del país, y que en esta ocasión además tiene carácter global.

Compañeras y compañeros de Argentina, Perú, Bolivia, Uruguay, Colombia, Sudáfrica, Nigeria, Egipto, España, Portugal, Serbia, Ucrania, Países Bajos, Alemania, Noruega, Dinamarca, Reino Unido y Estados Unidos nos hermanamos en este OCEANAZO, porque el mar conecta a las comunidades que resisten.

Somos parte del mismo pueblo y enfrentamos al mismo enemigo que nos explota, saquea y contamina. Somos una marea que crece y se expande con fuerza por el planeta.

La voracidad energética de este sistema ubica nuevamente a nuestra región como proveedora de “recursos” estratégicos para sostener la rueda capitalista, afianzando así un esquema colonial de desigualdad, donde los altos y extremos niveles de consumo de las potencias imperialistas se sustentan a partir de la explotación de les trabajadores del mundo, y del sometimiento de nuestros pueblos y el saqueo de la naturaleza.

Esto es posible gracias a la entrega planificada e implementada por los distintos gobiernos de turno, que han entregado extensas zonas de nuestro territorio a las multinacionales megamineras, el agronegocio, el lobby inmobiliario y la explotación petrolera. Multinacionales saqueadoras que en alianza con empresarios locales y el Estado exportan riqueza mientras nos dejan contaminación, enfermedades y pobreza. Que envenenan ríos y arroyos, que arrasan bosques y humedales con sus incendios, expulsan a los pueblos originarios de sus tierras ancestrales y enferman a las comunidades.

Hoy salimos a las calles en todo el mundo para decir ¡Si contamina, no es desarrollo. Basta de extractivismo!

También queremos decirles muy firmemente a quienes detentan el poder político y la administración del Estado, que rechazamos todo tipo de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, porque es la base del sometimiento y el despojo de nuestros territorios. Y que no permitiremos que paguen la ilegítima deuda externa con la destrucción del mar y su ecosistema.

En las últimas semanas, luego de la multitudinaria marcha del ATLANTICAZO el 4 de enero, hemos sido testigos de una intensa campaña impulsada por parte de funcionarios gubernamentales, de pequeños sectores científicos y medios de comunicación masivos afines a la corporación

petrolera, que se expresan a favor de estas políticas de entrega e intentan ningunear nuestro reclamo y nuestra lucha. Afirman que la actividad petrolera offshore no causará ningún daño al mar y a la comunidad, pero son innumerables los ejemplos de las terribles consecuencias que provoca el negocio petrolero en los ecosistemas y los territorios.

Por un lado, algunos profesionales del sector científico que, siendo parte del sistema de investigación estatal, se transforman en mercenarios pagos de las multinacionales para justificar el saqueo y la destrucción. Por el otro, algunos medios masivos de comunicación, y en especial locales como el Diario La Capital y Canal 8, bombardean con noticias distorsionadas para intentar torcer la opinión pública en favor de estos proyectos de mal desarrollo que afectaran el bienestar y futuro de nuestras comunidades. Les queremos decir que el pueblo ya no se traga sus mentiras y que el extractivismo no tiene consenso social. Los exhortamos a abandonar la línea editorial basada en la idea de que “Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad”.

La explotación de hidrocarburos costa afuera, se encuentra asociada a numerosos accidentes en el mar en todo el mundo. Los recientes derrames en Perú, Ecuador y Tailandia son una muestra más que clara del futuro mal desarrollo que nos espera si permitimos que avance la instalación de la industria petrolera en nuestras costas.

En enero de 2022, en una refinería de la empresa REPSOL se produjo el derrame de más de 10.000 barriles de petróleo en las costas peruanas, provocando la contaminación del mar, la muerte de cientos de animales y el cierre de 24 playas, afectando gravemente 100 km de litoral marítimo y dos Áreas Naturales Protegidas, y dejando a 1500 pescadores artesanales sin trabajo ni sustento. La empresa de origen español y el estado peruano no se hacen responsables de este desastre ecológico, mientras los pobladores que vieron seriamente afectadas su salud y sus actividades económicas regionales, son quienes están limpiando el derrame, con nulos elementos que garanticen su seguridad. El impacto y los daños masivos sobre los ecosistemas y las comunidades se extenderá por décadas.

Queremos remarcar también que, la política extractivista del gobierno argentino contradice todos los compromisos asumidos para reducir el impacto del cambio climático que amenaza drásticamente la vida del planeta. El avance de la frontera hidrocarburífera, a partir de la instalación de plataformas petroleras costa afuera, sostienen la emisión de dióxido de carbono en la atmósfera cuando el compromiso asumido fue reducirla a la mitad hacia el 2035. Esto demuestra que no hay límite para las corporaciones y los gobiernos capitalistas cuando persiguen sus ganancias.

Las corporaciones y los gobiernos de distintos países siguen impulsando proyectos extractivistas que profundizan el ecocidio, arrasan los territorios y los ecosistemas, y despojan a las comunidades. Con promesas de trabajo y derrame económico, intentan convencernos de que es posible un capitalismo verde y sustentable, pero ya no pueden ocultar el verdadero rostro depredador de este sistema voraz. Por eso, las luchas socioambientales se extienden y fortalecen en toda Latinoamérica y el mundo, de la mano de las comunidades originarias y el pueblo trabajador.

Saludamos las innumerables muestras de apoyo en esta lucha que crece y traspasa fronteras. Asambleas socioambientales de todo el país, activistas en distintos puntos del planeta, y la declaración Mirá impulsada por científicos, personalidades de la cultura y la política, acompañan el rechazo a la exploración petrolera offshore en la costa atlántica.

Una vez más decimos ¡No pasarán! Como en Chubut contra las mineras ¡No pasarán! Como en Mendoza en defensa del agua, ¡No pasarán!.

Nos convocamos a seguir abonando este proceso de lucha contra el extractivismo petrolero, a reforzar nuestro compromiso y participación en la próxima asamblea el sábado 5 de febrero, para seguir decidiendo entre todes los pasos a seguir.

Convocamos a toda la comunidad, a todas las asambleas socioambientales y las organizaciones a seguir uniendo nuestra fuerza para ponerle un freno al poder de las corporaciones. Que nuestro grito de resistencia corra por todo el Atlántico, atraviese las fronteras y llegue a cada rincón del planeta.

¡Ni petroleras en el mar, ni megamineras, ni fracking, ni agronegocio en los territorios!!!

¡Protección de los humedales ya!!!

¡Basta de extractivismo colonialista!!!!

¡La deuda es con el pueblo y la naturaleza, no con el FMI!!!!

Asamblea por un MAR LIBRE de petroleras

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram